ABK y empleados de Activision Blizzard crean una recogida de firmas para echar a Bobby Kotick

A raíz del nuevo informe que afirma que el director ejecutivo de Activision Blizzard, Bobby Kotick, estaba al tanto del acoso sexual generalizado en la empresa y en 2006 amenazó con matar a un asistente, ABK emitió una demanda formal para la destitución de Kotick.

«Hemos instituido nuestra propia Política de Tolerancia Cero», tuiteó ABK. «No seremos silenciados hasta que Bobby Kotick haya sido reemplazado como director ejecutivo y continuaremos manteniendo nuestra demanda original de revisión de terceros por parte de una fuente elegida por los empleados. Hoy vamos a realizar una huelga. Le damos la bienvenida a unirse a nosotros».

ABK se formó a raíz de una demanda presentada contra Activision Blizzard por el Departamento de Empleo y Vivienda Justa de California, que alegaba «numerosas quejas sobre acoso, discriminación y represalias» en la empresa. El mes pasado, Activision asumió una serie de compromisos en respuesta a las demandas del grupo, incluido el fin del arbitraje obligatorio en los contratos de los empleados, una mejor transparencia de las compensaciones y nuevas políticas destinadas a mejorar la diversidad y la representación en toda la empresa.

Link a la plataforma para la recogida de firmas

Bobby Kotick ha demostrado que no le importan sus empleados y que no está en condiciones de ser el director ejecutivo de Activision Blizzard.

Esta petición no garantizará su despido, pero le mostrará que no estamos de acuerdo con que ignore descaradamente los gritos de sus empleados. Tener una petición con firmas de consumidor de Activision Blizzard debería mostrarle cuánto creemos que no es apto para su puesto. Se ha aprovechado de sus empleados durante años, y esta petición es solo un pequeño trampolín.

Es absolutamente espantoso que alguien con tanto poder pase por alto todos los gritos de ayuda. Esta petición demostrará que ha pasado su momento como CEO y claramente no lo hace bien. Necesita ser retirado del cargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *